No bajes la guardia: es muy fácil perder la capacidad de innovación

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Cualquier una empresa tiene la capacidad de innovación, si se trata de una actividad consistente, que nace de la habilidad de los equipos para hacerlo de manera repetitiva. Muchas organizaciones pierden la capacidad de escalar la innovación. Esto se traduce en grandes frustraciones en los líderes de las empresas y en los miembros de los equipos de trabajo.

Perder la capacidad de innovación es absolutamente evitable. Seguro que todos conocemos ejemplos que actúan como referencia en este sentido. Quizá los más famosos son Google, Amazon y compañía. Pero, en nuestro entorno, nosotros podemos hablar de algunos de nuestros clientes como Efficold, WyS, Eroski, entre otros.

Ahora bien, la innovación se esfumará, si nuestra empresa pierde alguno de los siguientes atributos:

Cultura centrada en nuestro cliente

No tener contacto con el cliente y no tenerle en cuenta en nuestros procesos clave es el camino más directo hacia la pérdida de inspiración y la desaparición de nuestra actitud crítica hacia nuestros trabajo. El cliente, incluso en los momentos que nos traslada su satisfacción, siempre espera que le mejores tu producto y que le sorprendas con nuevo valor agregado. Perder este punto de vista es sinónimo de decadencia para nuestros modelo de negocio.

Pensar más allá

En el momento que muchas empresas consiguen escalar, su visión original del producto ya se ha realizado en gran medida y el equipo está luchando por comprender qué más hacer. Esto a menudo se agrava porque los fundadores son excesivamente celosos y guardianes de su visión original, que entorpece la evolución del primer producto o el lanzamiento de nuevas referencias. Es el momento de que el CEO o el responsable de nuevos productos den un paso adelante y marquen nuevos objetivos.

Enfocarse en una estrategia de producto

Hay que evitar querer complacer a la vez a todos nuestros clientes. La estrategia de producto debe detallar la secuencia de abordaje de cada segmento para que los equipos de trabajo se enfoquen en cada uno en el momento que toque.

Los mejores product managers

Si la empresa es pequeña, normalmente es el CEO el que cumple como product manager. Por lo tanto, cuando la organización crece, es necesario incorporar ese perfil y asegurarse de que posee grandes cualidades para la gestión y para visionar más allá.

Incluir a los ingenieros desde el inicio

En los procesos de creación de nuevos productos es muy común que los ingenieros entren en el momento de hacer realidad el concepto y de describir los medios productivos necesarios. Actuando así, se pierde un intangible valioso y se desmotiva a estos profesionales, que se ven expuestos sin justificación a las quejas de los clientes.

Valentía corporativa

Una empresa con una gran aversión al riesgo, es una empresa sin capacidad de innovación. En la mejor situación, no tendremos velocidad suficiente y la competencia nos adelantará una y otra vez. Todo se agravará si perderemos la capacidad de lanzar productos nuevos. El final será inevitable, la desaparición de la empresa.

Tiempo y medios para innovar

La consistencia entre la exigencia autoimpuesta para innovar, debe venir acompañada por que las personas de la organización puedan dedicar tiempo de calidad a pensar más allá de su puesto de trabajo y centrarse en como mejorar las soluciones que la empresa fabrica para sus clientes. Por supuesto, el tiempo no basta, se necesitan medios y recursos para que los equipos experimenten y consigan verificar sus hipótesis.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...