El CTO perfecto y su papel más allá de la tecnología

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

En este post, cuando hablamos de CTO (chief technology officer) nos referimos a todo aquél, que dentro de una empresa, tenga responsabilidad sobre la tecnología, la ingeniería, las operaciones, la seguridad, etc. Nos referimos a todos aquellos profesionales que hacen posible la fabricación de los productos y de que estos funcionen.

Incluso las mejores ideas, si no se pueden convertir en un producto y lanzarlo al mercado, siguen siendo solo ideas. Por esta razón, la relación de la empresa con el CTO (con la tecnología) y su papel dentro de la organización es tan importante. El primer objetivo que, como organización que produce un producto o un servicio, nos tenemos que marcar es que el CTO y el product manager hagan un verdadero equipo.

El sello distintivo de un gran CTO es el compromiso de lucha continua por la tecnología sin perder de vista su papel como un habilitador estratégico para el negocio y los productos. Su objetivo principal es eliminar la tecnología como barrera y buscar los límites de lo posible. Se trata de, en la medida de lo empresarialmente factible, hacer realidad los sueños de la dirección creando el mejor producto, sacando el máximo partido a la tecnología.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, enumeramos las seis principales responsabilidades del CTO perfecto:

Organización

Construye una organización compuesta con un gran equipo gestor implicado en el desarrollo de las habilidades y capacidades de los equipos de trabajo. Trabaja para que el talento quiera trabajar en tu empresa y para que la mejora de sus skills repercuta en la evolución tecnológica de los productos y servicios lanzados al mercados.

Liderazgo

Representa a la tecnología en cualquier comité directivo de la empresa o ámbito de gestión de la misma, trabajando con el resto de los ejecutivos para dar apoyo a la decisiones que se tomen, a los políticas de inversión y a las estrategias de alianzas con terceros.

Competitividad

Asegúrate de que la empresa puede entregar de manera rápida, fiable, competitiva y repetitiva los productos o servicios que fabrica. El principal obstáculo suele ser el desfase y la calidad de la tecnología. Es obligación del CTO que la empresa cuente en todo momento con el set tecnológico apropiado para garantizar el flujo de fabricación y que pueda ser mejorado de una manera constante. Se trata de encontrar el nivel tecnológico para que la empresa pueda entregar producto al mercado y competir.

Infraestructura

Monitoriza la infraestructura productiva para asegurarte que sus capacidades se adaptan continuamente al ritmo que marca el negocio. Debes ser capaz de medir el impacto que las averías o interrupciones del ciclo productivo generan en la cuenta de resultados y en los clientes. Esta medida es clave para poder requerir y justificar las inversiones en el área productiva.

Innovación

Es importante que los técnicos participen en los procesos de innovación y aporten su conocimiento a la creación de nuevos productos o al lanzamiento de nuevas versiones. El valor de estas personas debe estar mucha más allá de la materialización de las ideas de otros. Como decíamos al principio, la unión entre el CTO y el product manager es clave. La de sus equipos también.

Evangelización

Erígete como portavoz de las capacidades tecnológicas de tu empresa. Represéntala delante de proveedores, departamentos técnicos de tus clientes, etc. Crea relaciones con universidades y ecosistemas de conocimiento. En la medida que te sea posible, muestra a tu empresa como un referente tecnológico que mejore su imagen de marca y atraiga nuevos clientes y talento.

Relaciónate con el resto de la organización e intenta ayudar a resolver problemas y conseguir objetivos desde el producto y la tecnología.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...